10 alimentos top cardiosaludables

Elecciones inteligentes para una dieta pro corazón

Ningún alimento puede hacer milagros o curar enfermedades, pero comer saludable puede hacer una gran diferencia en tu salud cardíaca, en cómo te ves y cómo te sentís.

Que sea natural y brillante

Dos simples consejos para comer saludablemente para el corazón: 1) comé alimentos no procesados, y 2) consumí alimentos de colores brillantes. Alimentos no procesados -alimentos en su estado natural, sin proceso alguno- son la opción más sana para tu alimentación. Los alimentos brillantes contienen carotenoides, antioxidantes con cualidades cardioprotectoras -¡así que comé sus colores!

  1. Los cereales integrales (pan, cereal, avena, arroz integral) son ricos en ácidos grasos omega 3, minerales y fibra soluble, y son fáciles de ser incluidos en tus comidas.

  2. El salmón siempre lidera la lista por su sus omega-3. Servilo con arroz integral y brócoli para obtener una comida cardiosaludable.

  3. Las semillas (almendras, nueces) están repletas de proteínas y llenas de omega-3. Agregalas a ensaladas verdes con salsa de yogurth

  4. Verduras de hojas verdes (espinaca, col, kale, acelga): abandoná la lechuga y probá estas verduras en sandwiches y usándola como base para ensaladas.

  5. El brócoli es bajo en colesterol, alto en fibra, y rebosante de antioxidantes. Simplemente cocinalo en vapor y agrégale sal, pimienta, manteca y limón para probarlo.

  6. Frutas rojas (arándanos, frambuesas, y frutillas) son las campeonas en la clase antioxidantes, y aun secas o congeladas proveen estos beneficios.

  7. Legumbres (garbanzos, lentejas, porotos). Hay muchas maneras de preparar legumbres llenas de proteínas y saludables para el corazón: ensaladas, guisos, sopas...

  8. La palta puede ayudar a combatir la acumulación de placa al reducir el colesterol malo, mientras la comas moderadamente. Además de que queda genial en los sandwiches.

  9. Las manzanas no necesitan más preparación que lavarlas, ya que la cáscara contiene un montón de antioxidantes. Y por lo tanto, ahí está toda la fibra, la que barre con el colesterol malo.

  10. El té verde contiene una gran cantidad de antioxidantes, llamados polifenoles. Los polifenoles, junto a otros antioxidantes, pueden ayudar a combatir unos compuestos dañinos en el cuerpo, llamados radicales libres.

Preparando comida saludable