COMPARTIR

Comida rápida y sana

Es difícil comer bien cuando uno está ocupado, pero con estos consejos serás capaz de asegurarte que las estaciones de servicio y comidas al paso no sean tus principales fuentes de alimento. Aprendé a cómo mantener una alimentación saludable, incluso cuando estás presionado por el tiempo.
 

RÁPIDO Y FRESCO

Empezá con alimentos integrales resistentes y fáciles de llevar con vos como una manzana, una naranja, palitos de zanahoria, uvas, nueces, apio, fruta seca o incluso un huevo duro. Estos snacks saludables se mantienen sabrosos por mucho tiempo y viajarán bien.
 

MUCHA COCCIÓN Y POCA COCCIÓN

Cuando tengas tiempo para cocinar, duplicá la receta para congelar el resto y así más tarde tener una comida lista. También usá ese tiempo para cortar y preparar vegetales para ensaladas, snacks y frutas para licuados a lo largo de la semana. Usar una olla de cocción lenta para sopas y guisos es una gran manera para que las familias ocupadas puedan tener en casa una deliciosa comida caliente.
 

REGLAS DE RESTAURANTES

Comer afuera a veces es inevitable, pero podés ahorrar tiempo y estrés. Si bien puede ser un desafío, hay maneras de asegurarse de que estás manteniendo una dieta sana. Algunos restaurantes tienen en su carta platos cardiosaludables. Hay algunas reglas básicas de sentido común a seguir:

  • Evitá alimentos fritos, salsas de crema, etc. Y optá, en cambio, por alimentos cocidos al vapor, asados a la parrilla u horneados.
  • Si sabés que las porciones son grandes, pedile al mozo que solo traiga la mitad del plato. Así no te verás tentado a comer la porción entera simplemente porque está ahí.
  • Si estás en un restaurante de comida rápida, evitá la mayonesa y las frituras si podés. Muchos lugares de comida rápida están ofreciendo comidas más saludables como ensaladas y hamburguesas vegetarianas.
  • Si estás en la calle y parás en una estación de servicio por un snack, buscá semillas, barras de granola bajas en azúcar y grasas saturadas, o fruta fresca.

Si mantenés estas reglas en mente, podés seguir alimentándote de manera saludable sin importar dónde estés, o lo ocupada que sea tu vida.

Explorá y aprendé más