Aspirinetas

COMPARTIR

Ser exfumador es mejor

Te verás y sentirás mejor, mejorarás tu salud, ahorrarás dinero y prolongarás tu vida. Pero probablemente no sea el "por qué dejar fumar” contra lo que está luchando, es el "cómo". Aquí están algunos métodos de los que podés haber oído hablar y también algunos nuevos.

PROBADO Y COMPROBADO

Terapia conductual. Un terapeuta puede ayudar a identificar los factores desencadenantes y desarrollar un plan para superar las ansias de fumar. La construcción de un fuerte sistema de apoyo también puede proporcionar el apoyo emocional que necesitás.

Chicle, parches y prescripciones. Si sos fumador, los chicles de nicotina, parches, inhaladores, sprays y pastillas actúan liberando nicotina sin consumir tabaco. También hay medicamentos que el médico te puede prescribir para ayudarte a dejar de fumar.

Persistencia. Alrededor del 90% de las personas que intentan dejar de fumar lo hacen sin ayuda externa, por tanto no siempre es el método más eficaz. Solo alrededor del 10% de las personas que intentan dejar de fumar de esta manera perseveran y tienen éxito en su primer intento.

DEJAR DE FUMAR

Recursos en línea. Smokefree.gov tiene una gran cantidad de herramientas y consejos para ayudarte a dejar de fumar. Smokefree.gov (página disponible en idioma inglés) tiene una gran cantidad de herramientas y consejos para ayudarte a dejar el hábito. Facebook también tiene una serie de comunidades activas para dejar de fumar, que ofrecen mensajes de motivación, así como el apoyo del grupo.

Aplicaciones. Tu teléfono es probablemente un compañero constante, así que ¿por qué no usarlo para ayudarse a dejar de fumar? Con Quit Now!, cargás la cantidad que fumás, el costo por paquete y el tiempo para dejar de fumar; a continuación la aplicación mostrará estadísticas, utilizando esta información como motivación.
 

PREPARATE PARA EL ÉXITO

Ya sea que elijas un método o una combinación de algunos, hay algunas cosas que podés hacer para aumentar tus posibilidades de dejar de fumar para siempre. Cambiá las actividades que estaban conectadas con hábito de encender un cigarrillo. En reemplazo, da un paseo, salí o compartí con no fumadores. Consumí alimentos bajos en calorías y snacks saludables como palitos de zanahoria o apio cuando tengas fuertes deseos de fumar. Por último, no te centres en lo que extrañás, pensá en todo lo que estás ganando para tu salud, tu corazón y tu vida.

Explorá y aprendé más