COMPARTIR

Construcción de un sistema de apoyo

No tenés que hacerlo solo

Ya sea que te estés recuperando de un evento cardíaco, o estés cambiando hacia un estilo de vida más saludable, es importante no sentirte aislado.
Iniciando por el acompañamiento de tu médico, amigos y la familia, hay muchas personas que pueden - y
quieren – ayudar.
 

LA UNIÓN HACE LA FUERZA

El apoyo de los amigos y la familia puede ayudar a aliviar el estrés y la ansiedad, pero es importante ir más allá de la red inmediata. Diferentes personas - o grupos - que pueden ayudar de distintas maneras.

  • Empatía. Puede ser tranquilizador conectar con otras personas que están pasando por lo mismo. Por ejemplo, si has sufrido un evento cardíaco, un grupo de apoyo al paciente puede ayudarte a adaptarte al ver cómo otros sobrevivientes están luchando.
  • Motivación. ¿Tratando de renovar tus hábitos alimenticios? Conectá con un amigo de ideas afines y conviértanse en amigos de dieta. Encontrar como ejemplo alguien que ha perdido peso con éxito puede ser inspirador para seguir adelante. La clave es construir un sistema de apoyo que permita convertirte en la mejor versión de vos mismo.
  • Rendición de cuentas. No importa qué tan controlado seas, tener a alguien que mantenga un ojo vigilante sobre vos puede mantenerte en el buen sendero. Hacé un trato con tu amigo de dieta o ejercicio, para que si uno de ustedes se sale del camino, el otro compañero te llamará la atención... suavemente
  • Reconocimiento. No es divertido celebrar solo. Al hacer progresos y cumplir con los objetivos, compartí tu éxito con las personas que te han apoyado y estén orgullosos de tu progreso.

Explorá y aprendé más