Para sobrevivientes de un evento cardíaco

De vuelta al trabajo post-infarto

Que tu salud sea una prioridad al volver a tu lugar de trabajo.

Después de un evento cardíaco, probablemente estarás contento cuando ya seas capaz de reanudar tus actividades normales, incluyendo volver al trabajo. Pero es importante recordar que necesitás dar máxima prioridad a tu salud, y por tanto, puede significar la necesidad de algunos ajustes para vos y tus compañeros de trabajo.

Qué esperar

La mayoría de las personas que han tenido un ataque al corazón puede volver a trabajar en un plazo de dos semanas a tres meses, dependiendo de la gravedad del ataque. El médico determinará el tiempo adecuado y si el tipo de trabajo que hacés es seguro para tu corazón.

Podés estar un poco nervioso cuando regreses a tu trabajo y te podés encontrar con los temores y ansiedades de sus compañeros de trabajo.

Tomá las cosas con calma y armá un plan

Lo más importante es tomar las cosas a su propio ritmo. Simplemente tratá de hacer una cosa la vez o hacelo a lo largo del día - a continuación, cuando hayas hecho esto, hacer un poco más. Aquí algunos consejos para un retorno sin problemas al lugar de trabajo:

  • Hacé de tu salud una prioridad. "Desde hace años que quería ser Director del Departamento", dice Evan McCabe, que es enfermera cardíaca. Pero, "cuando me preguntaron, yo sabía que iba a ser muy estresante. Mis prioridades cambiaron, y me di cuenta que no era una buena opción para mí."

  • Planificá tu día. Diseñá tu jornada de trabajo para evitar sorpresas que inducen ansiedad o problemas de última hora.

  • Hacé ejercicio diariamente. En días especialmente cargados de estrés, hacé algo para vos como, por ejemplo, tomar una clase de yoga.

  • Comunicate. Si tus compañeros de trabajo parecen demasiado preocupados por vos, comunicales que apreciás su preocupación pero que les harás saber si necesitás ayuda y cuándo.

  • Sé realista. Si te piden o esperan demasiado de vos en el trabajo, hablá honestamente con tu supervisor.

    Con cada pequeño progreso, te sentirás más tranquilo. A medida que recuperes tu propia confianza, vas a construir también la confianza de los que te rodean.

Manos dando apoyo