La vida después de un evento cardiovascular

Obtené consejos y herramientas para ayudarte a vivir más fuerte que antes.

¿Qué sigue?

Regresar a casa después de un ataque al corazón puede ser un momento de gran incertidumbre. Podés sentir como si tu mundo se puso de revés. Pero es importante recordar que muchas personas han pasado por esto y no solo sobrevivieron, sino que salieron reforzadas.

De vuelta casa

La primera semana en casa desde el hospital, podés sentirse cansado o débil. Esto es debido a los daños que sufrió el músculo cardíaco y por el reposo prolongado en cama en el hospital.

También podés experimentar algunos cambios físicos, tales como inflamación de las piernas. Hablá con tu médico acerca de cómo reducir al mínimo las molestias y los síntomas que requieren de atención médica inmediata.

Igualmente, es común pasar por algunos cambios emocionales. Cerca de un cuarto de los pacientes se siente deprimido, enojado y asustado después de un ataque al corazón. Estas son reacciones normales, que generalmente desaparecen con el tiempo, a medida que volvés a tus actividades regulares.

Adaptate a los cambios

El corazón tarda unos dos meses para sanar y puede tomar muchas semanas más para volver a funcionamiento normal. Sin embargo, hay algunos pasos que podés seguir para sentirse mejor, tanto física como emocionalmente.

  • Tómate un tiempo. Programá y repartí sus actividades durante todo el día. Si te cansas, tómate un descanso y pasá las actividades que no terminaste para otro día.

  • Da un paseo. Realizar caminatas de manera regular es una buena manera de recuperar tu energía. Preguntale a tu médico acerca de la cantidad y forma adecuada de ejercicio para vos.

  • Compartí tus sentimientos con tu familia, amigos, grupos de apoyo o con un guía espiritual

  • Dormí bien. La falta de sueño puede hacer que te sientas cansado o irritable.

  • Unite a un programa de rehabilitación cardíaca. El apoyo emocional es solo uno de los beneficios de un programa de actividades y de educación guiada.

Seguí adelante

Tu principal objetivo debe ser vivir un estilo de vida saludable para el corazón, reducir el riesgo de un segundo ataque al corazón y prevenir futuros daños cardíacos. Es muy importante que consultes al médico por chequeos cardíacos regulares. Poco a poco, comenzarás a sentirse normal otra vez - y tal vez incluso, mejor - gracias a su compromiso con un estilo de vida saludable para el corazón. La mayoría de los sobrevivientes de un primer ataque al corazón vuelven a su vida normal para disfrutar de muchos más años de actividad productiva.

Pareja
Abuelo jugando con su nieto
Abuelo jugando con sus nietos